Órgano en la liturgia

Raúl del Toro. Fotografía: www.txisti.com

Comencé a ser organista a los doce años, en la parroquia de Santiago de mi Sangüesa natal. Años después conocí las celebraciones de la cercana abadía benedictina de Leyre, y desde entonces quedé cautivado para siempre por la belleza, riqueza y profundidad de la liturgia católica, comprendiendo mucho mejor el valor de la música dentro de ella. Durante ocho años ejercí en Leyre como organista en la misa conventual de los domingos y fiestas. El contacto frecuente con el canto gregoriano y la plenitud del rito romano constituyó para mí una experiencia extraordinariamente formativa, que ha continuado siendo la principal base y referencia para mi reflexión y mi actividad posterior en este campo.

Gregoriano-schola Gaudeamus

Mi formación en canto gregoriano comenzó con mi actividad de organista en las misas dominicales del monasterio de Leyre, entre 1995 y 2002. Por entonces un pequeño grupo de entusiastas nos reunimos en Pamplona alrededor del gregorianista Luis Ángel López Aranzadi, que había sido titular de Canto Gregoriano en la Cátedra de Musicología de la Universidad Santa María de Buenos Aires (Argentina). Durante varios años profundizamos en el estudio del canto gregoriano, con especial atención a la modalidad y la semiología. Continué mi formación en las Semanas de Estudios Gregorianos organizadas por AHisECGre, recibiendo las enseñanzas de Juan Carlos Asensio, Giovanni Conti, José Ignacio González Villanueva O.S.B., y María Dolores Aguirre.

Raúl del Toro en el órgano John Hele & Co. (1878) de la parroquia de El Salvador de Pamplona. Ciclo de Música para órgano en Navarra. Fotografía: www.txisti.com

Blog "Con arpa de diez cuerdas"

Mi interés por la relación entre música y liturgia me ha llevado a mantener (según voy sacando tiempo...) un blog en el portal de información religiosa InfoCatólica.

Este es el índice de los artículos publicados hasta ahora:

Partituras de cantos litúrgicos

En esta sección incluyo diversas partituras de música litúrgica que he ido preparando a lo largo de los años. Son fruto de circunstancias y necesidades variadas, y por lo tanto sus características son también diversas. A veces se trata sólo de acompañamientos, o incluso de meras transcripciones o transposiciones de partituras ya existentes.

Las piezas que he compuesto yo mismo están pensadas en ocasiones para varias voces, otras solo para una; a veces llevan el acompañamiento incluido, a veces sólo figura la melodía. En fin, por ahora no forman un cuerpo sistemático y homogéneo, pero creo que son útiles para el uso litúrgico habitual. En general son composiciones sencillas, aptas para ser preparadas con el menor número de ensayos posible. ¡Ese suele ser el objetivo!

Presentaciones de diapositivas

Las presentaciones con diapositivas (muchas veces llamadas “powerpoints”) son un recurso útil para la música en la liturgia. Por una parte, facilitan la comprensión de los textos, especialmente si están en latín. Esto puede desactivar muchas reticencias ante el inagotable repertorio sacro compuesto en esta lengua. Por otra parte se integran con facilidad en el ritmo litúrgico. Es cierto que no siempre es deseable el uso de la pantalla por razones de estética del lugar, pero cuando este recurso está presente, es de gran utilidad.

En este apartado incluyo diversas presentaciones ya preparadas, destinadas a las misas y vísperas de domingos y solemnidades.